desplazar trabajadores

Si tienes dudas a la hora de desplazar trabajadores fuera de España le tranquilizará saber que se trata de una práctica totalmente normal entre los Estados miembros amparada por la Directiva (EU) 96/71/CE.

La libre circulación de los trabajadores y la libre prestación de servicios son principios fundamentales de la Unión Europea, por lo tanto, el desplazamiento de trabajadores es una práctica regulada y que puede llevarse a cabo sin problemas siempre y cuando se cumplan las normas.

Desde siempre el mercado francés ha supuesto una buena oportunidad de negocio para las empresas españolas, la cercanía y la competitividad de nuestras empresas hace que no sea complicado hacer negocios en el país vecino. Por ese motivo, no son pocas las empresas españolas que tienen que desplazar trabajadores a Francia para la prestación de un servicio transnacional.

Ahora bien, desplazar trabajadores a Francia no solo implica cumplir con la Directiva (EU) 96/71/CE, también con las leyes laborales francesas y obligaciones administrativas de declaración antes del desplazamiento.

Francia tiene una cultura de protección a sus trabajadores muy arraigada y destina gran cantidad de recursos a sus servicios de inspección para controlar que las empresas extranjeras que desplazan trabajadores a su país cumplen estrictamente con las normas que garantizan una remuneración y condiciones de trabajo sean iguales que las de un trabajador francés.

A continuación os contamos los 3 pasos clave que hay que seguir a la hora de desplazar trabajadores a Francia.

Desplazar trabajadores a Francia; notificar el desplazamiento a la inspección laboral

Antes de desplazar los trabajadores a Francia es necesario hacer una declaración de desplazamiento que informe a la inspección laboral francesa del envío de los trabajadores. Esta declaración incluye información del empleador o empresa española, cual es el cliente para el que presta el servicio, dirección donde trabajarán e información de los trabajadores desplazados; en definitiva la declaración debe contener todos los datos necesarios para que los servicios de inspección franceses puedan hacer su trabajo.

No hace falta decir que desplazar trabajadores sin la correspondiente notificación supone una infracción muy grave que se sanciona en Francia con multas que van desde los 4000 euros a los 8000 euros por trabajador desplazado no declarado.

Por otro lado, también es necesario avisar del desplazamiento a la Seguridad Social española mediante el modelo TA-300 para obtener el formulario A1 obligatorio para los trabajadores desplazados.

¿Es obligatorio designar un representante en Francia?

desplazar trabajadores

Si alguna vez has hecho una declaración de desplazamiento para desplazar trabajadores a Francia habrás advertido que se exige designar a un representante en Francia. La función del representante no es otra que la de hacer de interlocutor entre la empresa española y las autoridades francesas principalmente la inspección laboral.

Es fundamentar que el representante pueda comunicarse con fluidez, por lo tanto, debe hablar francés y debe encontrarse en Francia durante todo el tiempo que dure el desplazamiento. Además, es el responsable de custodiar y entregar la documentación laboral y societaria de la empresa cuando la solicite los servicios de inspección.

Si esta tarea no la puede desempeñar ninguno de los trabajadores desplazados, el empleador tiene la opción de designar la función de representante a una persona externa a la empresa, normalmente un abogado en Francia, que se encargue de la representación así como del asesoramiento laboral. Si quieres ampliar la información para contratar un representante en Francia no dejes de visitar este enlace.

Derechos de los trabajadores desplazados a Francia

En Francia, los trabajadores desplazados temporalmente en el territorio nacional se benefician de las disposiciones del “núcleo duro” del derecho del trabajo, si son más favorables que su contrato de trabajo o la legislación del Estado que los desplaza.

Dicho de otro modo, esto significa que si la legislación laboral española es menos favorable que la francesa los trabajadores desplazados se beneficiarán de las disposiciones del código de trabajo francés durante todo el tiempo que dure el desplazamiento.

Pongamos un ejemplo muy sencillo: un trabajador cobra el salario mínimo interprofesional de España que se sitúa actualmente en 1000 euros brutos/mes (año 2022) y su empleador necesita desplazarlo a Francia para trabajar 3 meses. En Francia el salario mínimo interprofesional es de 1603,10 € brutos/mes (año 2022), por lo tanto, aplicando la norma de arriba al tener unas condiciones menos favorables que las francesas el empleador español deberá adaptar el salario del trabajador para equipararlo como mínimo al francés durante el tiempo que esté desplazado en Francia.

Además del salario, los empleadores españoles que quieran desplazar trabajadores a Francia deben tener en cuenta que la jornada laboral en Francia es más reducida que la española (35 horas semanales) y que todo lo que supere ese límite se tiene que tarificar como horas extra con un suplemento a la hora del 25% o 50%.

Teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente, nuestra recomendación antes de desplazar trabajadores a Francia u otro Estado miembro es estar bien asesorado, ya sea por tu cuenta o a través de profesionales, a fin de conocer las normas y las limitaciones que existen para el desplazamiento de trabajadores en Europa.

Puedes visitar el siguiente enlace para conocer las sanciones que se aplican en Francia en materia de trabajadores desplazados.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.